¿Qué es la higiene corporal?

¿Qué es la higiene corporal?
  • Arte |

La higiene corporal comprende una gran variedad de normas de comportamiento que se realizan día a día, la cual tiene como objetivo evitar enfermarse por agentes patógenos. Lo interesante es que al no cumplir con estos parámetros,  puedes afectar a todos los que se encuentren a tu alrededor.

En promedio, solo uno de cada tres niños en edades escolares se lava las manos con regularidad e incluso el 71% de las personas adultas con mascotas no se lavan después de interactuar con ellas. Algunas personas simplemente se olvidan de lavarse las manos, mientras que otras lo consideran una pérdida de tiempo.

Pero el problema es que estas acciones descuidadas pueden ocasionar terrible consecuencias, por lo que es necesario seguir algunas reglas básicas.

 

Reglas básicas de higiene corporal

Mantener la piel limpia es extremadamente importante. La piel humana puede proteger todo el cuerpo de las influencias ambientales negativas. Sin embargo, posee más funciones aparte de la protección como lo es la termorregulación, la sudoración, entre otras.

Es necesario tomar duchas diariamente con agua tibia (preferiblemente) utilizando jabón. La piel produce sudor y sebo, que hacen una barrera en la piel y favorece la producción de agentes patógenos.

Es importante que recuerdes que la piel de la cara debe tratarse con mucho cuidado. Para ello debes utilizar productos especiales para el lavado. No vale la pena exprimir las espinillas y el acné, ya que esto puede provocar la adición de una infección bacteriana.

Mantén tus manos y uñas limpias con regularidad. De ese modo se evita la movilización de gérmenes. Hay una lista completa de enfermedades de las manos sucias, por ejemplo, disentería, enfermedades causadas por helmintos y hepatitis A.

Las manos deben lavarse con jabón antibacteriano al regresar a casa, antes de ir al baño y siempre después de usar el baño; antes de comer y después de comer, después de cambiar un pañal, después de toser, estornudar y sonarse la nariz, después de tocar las manijas de las puertas y otras superficies.

Asimismo, es necesario mantener las manos limpias después de estar en lugares públicos, después del contacto con huevos crudos y carne, después del contacto con la basura, con el dinero, con la sangre, con animales y sus desechos (tanto callejeros como domésticos).

En otras palabras, al tener contacto con cualquier posible depósito de patógenos es necesario mantener una correcta higiene de las manos.

 


Comentarios