¿Por qué se echa sal al hielo?

¿Por qué se echa sal al hielo?

Uno de los usos más importantes es para derretir el hielo de las carreteras, lo que ayuda a mejorar la movilidad en temporadas de invierno.

Esto ocurre gracias a la reacción química que se genera cuando la sal entra en contacto con el agua helada, una reacción química que es conocida como descenso crioscópico.

A través de esta reacción, se disminuye el grado de congelación del agua, permitiendo así que ésta se mantenga en estado líquido por más tiempo.

De este modo se liberan las vías de las molestas capas de hielo o nieve para hacer posible la movilización de los vehículos.

En el hogar también puede ser una opción de gran utilidad. Especialmente cuando debes enfriar un líquido rápidamente. Al agregar sal a un recipiente con hielo y agua, puedes sumergir una botella con el contenido que quieres enfriar y éste se enfriará en pocos minutos.

En este caso, dicho proceso es posible gracias a la reacción endotérmica generada por la sal al momento de derretirse, la cual absorbe energía. De esta forma, la sal atrae el calor presente en el recipiente, permitiendo que el frío del hielo sea transmitido de manera
rápida y eficiente.

¿Cuáles son las desventajas?

En algunos países se ha prohibido el uso de esta técnica para derretir el hielo de las carreteras porque se considera que la sal deteriora con facilidad la calidad del asfalto.

Así mismo, representa un riesgo para la vida útil de los vehículos, pues las altas concentraciones de sal en la parte inferior de los mismos, pueden propiciar que el material se corroa.


Comentarios