¿Cómo entender a un cachorro?

¿Cómo entender a un cachorro?

Los buenos dueños de mascotas entienden a su perro sin palabras, solo con sus gestos, acciones y maneras de actuar.

Pero para aprender esto, es necesario formar una relación de confianza con tu mascota desde una edad temprana.

Incluso el cachorro más pequeño viene a ti con una cierta experiencia y un cierto patrón de comportamiento, que puede no ser adecuado para ti. Y deshacerse de sus "malos hábitos" requiere un largo trabajo, donde es importante la paciencia y el conocimiento de algunos conceptos básicos.

Elementos clave para entender al cachorro

El carácter de una mascota se compone de genotipo, temperamento, experiencia previa y capacidad de aprendizaje, pero por supuesto, cada perro es único. Por lo tanto, es imposible determinar un esquema general para criar un cachorro.

Criar a un cachorro es un proceso largo y difícil que solo tú puedes determinar. Desafortunadamente, un perro no puede decir dónde le duele, por lo que solo puedes comprender que algo anda mal con su comportamiento o lenguaje corporal. Es a través de acciones y movimientos que el cachorro expresa sus necesidades, deseos y emociones.

Estos son los elementos clave que deberás conocer, mediante la observación del comportamiento habitual de tu mascota. Un perro suele actuar de manera particular en diversas situaciones que le crean alegría, emoción o ansiedad.&

Debes aprender cómo se comporta cuando está feliz de verte, emocionado por salir de paseo, o ansioso por una visita al veterinario. Si el cachorro repite estos patrones de comportamiento en otras situaciones, te dará una idea de qué le puede estar sucediendo.&

¿Qué influye en el comportamiento del cachorro?

Habitualmente estos cambios tienen una relación con la salud del cachorro, ya que tienen ciertos comportamientos al sentir que algo no está bien en ellos. Es allí cuando intentan demostrarlo para que su dueño les ayude a solucionarlo.

Sin embargo, el lenguaje corporal no solo depende de su estado de salud, sino que también influye su estado de ánimo y la satisfacción de sus necesidades. Si estás seguro de que tu cachorro está sano, pero se comporta de forma inusual, puede ser por motivos psicológicos.

Los "malos hábitos" pueden ser diferentes: el cachorro muerde las cosas del dueño, aúlla solo, muestra cobardía, recoge y come basura en la calle. Sin embargo, la mayoría de las veces son causadas por experiencias previas, falta de ejercicio físico y debilidad del sistema nervioso del perro.

Para evitar esto, no crees situaciones que incentiven la manifestación de malos hábitos. Por ejemplo, no dejes que el perro se sobreexcite y cambia la atención hacia ti, manteniendo siempre al cachorro ocupado con nuevas actividades.

Cuando entiendes qué quiere decir tu perro con su comportamiento, puedes ayudar a generar cambios positivos y ayudarlo a salir de la ansiedad.


Comentarios