Grandes deportistas que se pasaron al ciclismo profesional

Grandes deportistas que se pasaron al ciclismo profesional

En la mente tenemos siempre la falsa idea de que los ciclistas u otros deportistas profesionales llevan toda la vida dedicándose a esa disciplina y que su carrera se debe a que tras años de trabajo centrados en ese deporte, han conseguido sus frutos.

Pero lo cierto es que no siempre es así. En el pelotón internacional abundan los ejemplos de corredores con pasados de lo más variopintos. Aquí vamos a hacer un repaso de los casos más conocidos.

5 ciclistas que antes practicaban otros deportes

Al igual que hay futbolistas que han tenido que actuar de porteros por necesidad, muchos ciclistas compaginan su actividad con otros deportes o, directamente, dieron un giro a su trayectoria cuando ya no eran precisamente unos niños. Estos son los ejemplos más conocidos:

  • Remco Evenepoel. A sus 20 años es una de las grandes esperanzas del ciclismo belga. De hecho, actualmente ya es toda una sensación. Sin embargo, hasta hace 4 años, jugaba al fútbol. Llegó a debutar con el Anderlecht y a ser internacional por su país en categorías inferiores.

  • Cameron Wurf. En 2004 representó a Australia en los JJOO de Atenas en la modalidad de remo double scull. Posteriormente, se convirtió en uno de los mejores ironman del planeta, uno de los deportes más extremos del mundo. Actualmente es uno de los más destacados gregarios del Team Ineos.

  • David de la Cruz. De joven, era una de las grandes promesas del atletismo español. Sin embargo, las lesiones le llevaron a dejar de correr. Por suerte. Ha sido top 10 en la Vuelta a España y ha dado auténticas exhibiciones en la montaña del Tour de Francia.

  • Primoz Roglic. El esloveno ha ganado la Vuelta a España en dos ocasiones (2019 y 2020) y ha sido segundo en el Tour de Francia (2020). Sin embargo, si no hubiese sido por una grave lesión practicando el salto de esquí, nunca hubiese cosechado tales éxitos. Empezó a coger la bici como terapia de recuperación.

  • Michael Woods. Un caso similar al de David de la Cruz. Con 15 años corría 1500 metros en 3'42”, es decir, solo 15” más lento que el récord de Hicham El Guerrouj. Las lesiones también le llevaron a cambiar las zapatillas por la bicicleta.

¿Por qué sucede esto con el ciclismo y no con otros deportes?

El salto de practicar otra disciplina y, probablemente, no saber ni siquiera diferenciar componentes de calidad para bicicletas de otros mediocres, a convertirse en un ciclista de élite es muy grande. Sin embargo, es posible explicar científicamente por qué. Al menos, en parte.

El ciclismo es una de las disciplinas deportivas que más se beneficia de la práctica de otras. Por ejemplo, la natación ayuda a mejorar la postura sobre la bicicleta, mientras que correr incrementa rápidamente la capacidad aeróbica del deportista. Asimismo, el fútbol otorga conceptos tácticos y de juego en equipo indispensables en el ciclismo actual. El esquí proporciona una dosis extra de potencia en las piernas muy útil al pedalear.

Así que no. Los cinco ciclistas a los que hemos hecho referencia no perdieron el tiempo cuando se dedicaban a practicar otros deportes. De hecho, lo más probable es que hayan llegado a la élite gracias a ellos, ya que han obtenido beneficios de rendimiento que otros corredores no poseen. Un hecho curioso, pero que se puede explicar y que cada vez es más habitual en el pelotón. 

A Continuación, hemos seleccionado los artículos más destacados de nuestra categoría DEPORTE:

 

¿Cuántos hijos tiene Zinedine Zidane?

 

  

¿En qué equipos ha jugado Luka Jovic?

 

¿Cuánto dinero gana Messi cada minuto?

 

   

¿Quiénes son los Hijos de Cristiano Ronaldo?

 


Comentarios