El extraño caso del hombre que usó un brazo de silicona para evitar vacunarse

El extraño caso del hombre que usó un brazo de silicona para evitar vacunarse

El aumento de las restricciones de movilidad como motivación para acelerar el proceso de vacunación contra el Covid-19, ha ocasionado que algunas personas tomen medidas drásticas para intentar obtener un certificado de vacunación sin vacunarse.

Tal es el caso de un hombre de 50 años que intentó engañar a la enfermera que lo iba a vacunar contra el Covid-19, en un centro de vacunación al norte de Italia.

Recientemente se conoció que el hombre es un dentista, que fue descubierto por la enfermera Fillipa Bua, quien notó que había algo extrano en la piel del hombre.

Un evento inesperado

De acuerdo a las declaraciones de la enfermera Bua, ella percibió que el color del brazo era más claro que el del rostro o las manos del paciente. Esto la llevó a inspeccionar más a detalle el brazo, por lo que pudo notar que era falso.

Por un momento, pensó que el hombre tenía una prótesis, y ella sintió pena al creer que de alguna forma lo había obligado a darle el brazo incorrecto. Pero poco después el hombre le confesó que lo había hecho para intentar evadir la vacuna.

Está situación molestó a Fillipa, quien tiene más de 30 años de experiencia y un largo historial de aplicación de vacunas, asegurando que se sintió ofendida profesionalmente, pues el hombre pensaba que ella no notaría el brazo falso de silicona, lo cual considera como un acto de irrespeto a su inteligencia y profesión.

Asimismo, la Sociedad de Médicos de la ciudad de Biella en Italia mostró su indignación al saber que el hombre en cuestión era un dentista inscrito en su asociación local. Han declarado que todos los médicos y dentistas se han dedicado con abnegación para ponerse al servicio de la gente en estos dos años de pandemia, por lo que se sienten indignados al saber que una persona de su sociedad protagonice un evento de este tipo.


Comentarios