¿Qué es la enfermedad de la rabia?

¿Qué es la enfermedad de la rabia?

La rabia es la enfermedad viral más peligrosa para todas las especies de animales y humanos, ya que el patógeno afecta órganos vitales, principalmente el sistema nervioso central.

 

Historia

La enfermedad se conoce desde la época de Aristóteles. A finales del siglo XIX, el biólogo Pasteur creó la primera vacuna. Otros científicos como Babesh y Negri, han identificado la presencia de cambios específicos en el cerebro: la acumulación del virus y las células dañadas.

Pero a pesar de estos avances y prevención, la enfermedad se presenta en casi todos los países del mundo, excepto en Australia, Nueva Zelanda y el Reino Unido. En Gran Bretaña, fue posible vencer la rabia debido a las medidas de cuarentena que aplican. Por ejemplo, si vas con un gato a este país, la mascota estará en cuarentena bajo la supervisión de médicos hasta por 6 meses.

 

¿Cómo se contagia la rabia?

Esta enfermedad se contagia a través de la saliva del enfermo, la cual ingresa al tejido a través de la herida y se disemina por todo el cuerpo. La saliva infectada en la piel dañada o las membranas mucosas también conduce a la infección por rabia de la mascota.

La infección por el virus de la rabia puede ocurrir a través de las membranas mucosas de los ojos, el sistema respiratorio (transmisión del virus por aerosoles) o a través de la mucosa gastrointestinal.

Además, los insectos chupadores de sangre también pueden estar involucrados en la infección por rabia. Sin embargo, no todos los animales desarrollan rabia después del contacto.

Es importante conocer que una vez ingresa al organismo, el virus se multiplica en los músculos y penetra en los nervios periféricos, migra a través de ellos hasta el cerebro, donde se multiplica y provoca el desarrollo de una inflamación (encefalitis).

Cuanto más cerca estén las picaduras de la cabeza, más rápido entrará el virus en el cerebro. Desde ahí, el virus se propaga a lo largo de los nervios hasta la glándula salival y la sangre.

 


Comentarios