5 claves para hacer crecer tu dinero sin fallar en el intento

5 claves para hacer crecer tu dinero sin fallar en el intento

Una preocupación común en mayoría de las personas suele estar relacionada a la forma de poder mantener y hacer crecer su capital; en especial en estas épocas donde todo es muy variable. Pero hacer inversiones puede ser riesgoso, incluso para los más experimentados.

Por ello es conveniente que tengas en cuenta estos 5 consejos claves que te pueden ayudar a cuidar tu capital, independientemente del tipo de inversión que quieras realizar. 

1.     Cuidar el capital

Una parte muy importante para cuidar tu capital se basa en el ahorro. Este es el principal factor, ya que de ello depende que progresivamente los resultados puedan ser cada vez más efectivos.

Para lograrlo es necesario realizar una planificación de los gastos y establecer cuáles son las metas que se quieren lograr en un lapso de tiempo determinado. Los gastos del hogar son una forma ideal para comenzar con tu plan de ahorros, ya que es una base que se suele establecer con anterioridad.

En conjunto con el grupo familiar es conveniente que se realice un análisis de los gastos que pueden ser secundarios, para lograr un ahorro mensual. Por muy bajo que éste sea, es un método que te ayudará a cuidar de los fondos que posees. Este mismo dinero puede ser destinado a una actividad que genere algún tipo de retribución y de esta forma, el ahorro habrá logrado su objetivo. 

2.     Prepararse previamente a realizar la inversión

Independientemente del tipo de inversión que quieras realizar, es conveniente que domines la información básica que rodea ese campo económico. Esto no quiere decir que te conviertas en un experto financiero, pero sí que comprendas qué riesgos y ventajas conlleva el mantener tu dinero invertido en un área específica.

Es necesario que además de establecer el monto con el cual piensas iniciarte en el mundo de las inversiones, tengas claridad de cuánto dinero estarías dispuesto a perder como máximo. Esto es con la finalidad de evaluar la pérdida ante un supuesto caso donde todo resulte distinto a tus estimaciones.

Esto no quiere decir que debas empezar con un ánimo de negativismo, pero se trata de establecer límites reales, para que no pongas en riesgo todo tu capital. De esta manera podrás realizar inversiones que no representen un peligro inminente para tu bienestar y el de tu familia. 

  

3.     Evitar negocios que generen grandes riesgos

Casi todos los negocios, por no decir todos, conllevan un riesgo, ya que la economía tiende a ser cambiante. Pero existen campos de inversión que son más arriesgados que otros.

En especial si recién te inicias en el campo de la inversión, es conveniente que trates de ubicar posibilidades de negocios que tengan un respaldo afianzado, que se pueda estudiar con mayor precisión.

Un ejemplo de los negocios de inversión de alto riesgo son los que se basan en el trading de criptomonedas. Este campo, a pesar de ser altamente competitivo y bastante rentable para muchos, requiere de amplios conocimientos en el área financiera y generalmente representa riegos grandes, pues se trata de un mercado cambiante. 

4.     No endeudarse sin necesidad

Una parte importante para cuidar el capital se basa en no generar adeudamientos innecesarios y que no sean sencillos de saldar bajo las condiciones reales de tus ingresos económicos.

A pesar de que usualmente los créditos resultan ser la base fundamental para impulsar algún negocio, se debe tener mucho cuidado de las condiciones bajo las que se recibe el préstamo. En muchas ocasiones, los porcentajes de las comisiones resultan ser muy elevados y sobrepasan las posibilidades de retorno de capital que se estiman con la inversión.

Por ello es indispensable evaluar previamente el beneficio estimado de tu inversión y la capacidad se solventar tus deudas a largo plazo. De esta forma podrás hacer crecer tu dinero progresivamente y estar solvente con las personas que rodean tu negocio. 

5.     Buscar asesoría financiera

Nunca está demás consultar con personal capacitado en el área de las finanzas e inversiones. Este tipo de profesionales te pueden ayudar a encaminar y darle forma a tu proyecto financiero, con un menor riesgo en el proceso.

Por ello, a pesar de que tengas conocimientos básicos del campo de inversión, si tienes cuestionamientos, no dudes en recurrir a un especialista que te oriente para lograr el éxito de tu negocio.

Con estos básicos consejos podrás ayudar a cuidar tu capital y hacer crecer progresivamente tu dinero de manera segura. Debes tener en cuenta que este tipo de procesos puede ser lento y los resultados se apreciarán en un lapso de tiempo prudencial, pero la esencia de un buen negocio se basa en las decisiones acertadas, la paciencia  y la constancia.


Comentarios