¿Cómo iluminar un espacio de lectura?

¿Cómo iluminar un espacio de lectura?

La lectura debe formar parte habitual de nuestro día a día. Pero para hacerlo es importante cuidar el importante órgano de la visión y esto lo pueden lograr aprendiendo cómo iluminar correctamente tu espacio de lectura.

Iluminación del área de lectura

Para leer sin fatigar la vista y disfrutar de un verdadero momento de relajación, una buena iluminación es fundamental. La luz natural es ideal, pero por la noche o en invierno, las lámparas son fundamentales para potenciar la luminosidad.

Sin embargo, saber cómo elegir una iluminación que permita tanto una buena visibilidad como una posición natural es muy importante. Por tanto, debe adaptarse a tus hábitos y al espacio en el que estás leyendo: salón, despacho, dormitorio o biblioteca.

Parámetros a seguir para iluminar correctamente tu espacio de lectura

Recuerda que para poder disfrutar de los placeres de la lectura tienes que sentirte cómodo en el lugar dónde la practicas. Por ello te recomendamos que sigas estos prácticos consejos que te presentamos a continuación, para que puedas iluminar correctamente tu espacio de lectura.

 

A la hora de elegir tus lámparas, ten en cuenta que una buena iluminación es la que aporta suficiente luz, pero al mismo tiempo no deslumbra. Por lo tanto, evita las lámparas demasiado potentes, a menos que éstas permitan ser graduadas.

 

Preferiblemente elije lámparas con bombillas de potencia media entre 25 y 40 vatios con luz cálida. Se esta forma tendrás un resultado más suave y crearás un ambiente acogedor más favorable para relajarse y leer.

 

Es preferible utilizar varias fuentes de luz suave a una sola lámpara potente. De esta forma evitarás el deslumbramiento y eliminarás las sombras que contrasten demasiado en las páginas del libro.

 

El efecto creado por varias lámparas también será más cálido e íntimo. Esto te permitirá iluminar correctamente tu espacio de lectura y a la vez creará un ambiente ideal.

 

Debes favorecer la iluminación indirecta, que es más suave que una lámpara que ilumina directamente tu libro o revista. Así que lo ideal será orientar tu lámpara para que ilumine el techo o una pared clara que refleje la luminosidad.

 

Habitualmente, lo ideal es combinar la iluminación general con la iluminación direccional cerca de tu área de lectura, ya sea un sofá, un sillón o incluso tu cama.

Conclusión

Como ves, iluminar correctamente tu espacio de lectura es fundamental, sobre todo si practicas esta actividad a menudo. Una vez que hayas encontrado el nivel correcto de iluminación, será un placer acudir a tu área acogedora para leer un libro, sin la molestia de vista borrosa o dolores de cabeza al final del día.


Comentarios